Cambios drásticos en los procedimientos para entablar la petición de asilo

El Servicio de Inmigración anunció la semana pasada que a cualquier persona que entabla una petición de asilo a partir de esta fecha se le programará una entrevista en 21 días a más tardar.
Se considerarán «no prioritarias» y seguirán teniendo que esperar una entrevista todas aquellas personas que ya han entablado una petición de asilo hasta que se decidan los casos nuevos que se están entablando.

¿Esto qué significa?

  1. Las personas que esperan una entrevista tendrán que seguir esperando. Los casos entablados a partir del año 2018 tienen máxima prioridad. El largo retraso para las entrevistas seguirá para aquellos que entablaron sus casos antes.
  2. Cuando alguien inicia un caso, se debe incluir en la presentación INICIAL el caso entero con todas sus pruebas de apoyo. Esto es necesario ya que la entrevista se programará tan rápidamente.
  3. Ya no está en vigor el procedimiento anterior, en el cual se entabla el formulario inicial del asilo, y las pruebas y el paquete de apoyo se someten en una fecha mucho después.
  4. Por lo tanto, las personas que desean entablar una petición de asilo están obligadas a tener preparados sus casos dentro de un plazo mucho más corto, y no obtendrán permisos de trabajo 150 días después del plazo inicial de presentación. Dada la imposición del imposible plazo de tiempo para preparar un caso de asilo, básicamente imposibilita, casi, el preparar adecuadamente un caso de asilo.
  5. La estructura de honorarios de los abogados tendrá que cambiar también, ya que el caso entero debe pagarse por completo dentro de un plazo de tiempo muy corto.
  6. Si se deniega el caso, será remitido al Juzgado de Inmigración y el suplicante estará en proceso de expulsión. Se ha anunciado otra nueva regla que establece que todos los casos entablados ante el juzgado de Inmigración en el año 2018 se consideran de máxima prioridad y deben programarse y verse dentro de un año a más tardar. Esto limitará muy seriamente la capacidad de obtener un permiso de trabajo. Se emiten permisos de trabajo únicamente si pasan 180 días entre la primera fecha ante el juzgado (calendario principal) y la fecha de la audiencia final.

Para los profanos en la materia, esto significa básicamente que este nuevo sistema se ha diseñado de hecho para restringir y desalentar a las personas que buscan asilo e impedir su obtención de un permiso de trabajo. La administración actual opina que una gran mayoría de la gente que busca el asilo tiene reivindicaciones fraudulentas y utiliza el sistema para el sencillo propósito de obtener permisos de trabajo: nada más lejos de la verdad.